Alasvolantes.es

Diseño, contrucción y vuelo de alas volantes y otros modelos

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente
Banner
Banner
Inicio Técnica Vuelo Evitar riesgos para evitar lamentaciones

Evitar riesgos para evitar lamentaciones

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 9
MaloBueno 

La vida no tiene precio

Ya se puede contar con el mejor seguro de aeromodelismo, que ninguna indemnización podrá devolver la vida a quien la haya perdido o devolver al estado anterior a la persona que haya sufrido graves lesiones a causa de un accidente de aeromodelismo. Cabe recordar que tras un accidente habrá un juicio por posible delito de lesiones por imprudencia.

Por otra parte, pese a que la compañía aseguradora corra con todos los gastos de indemnizaciones, fianzas y defensa del aeromodelista asegurado, éste tampoco volverá a ser el mismo. Sentimientos de culpabilidad al cuestionarse cómo lo podría haber evitado podrían llevar al aficionado a necesitar de apoyo de psicólogos. Sin olvidarnos tampoco, del daño que se le hace a la imagen de este deporte.

Conviene recordar también, que en caso de siniestro de aeromodelismo, el responsable es el aeromodelista y no el club; dicho de otra forma, el club no será nunca responsable de los accidentes de aeromodelismo, únicamente lo será de sus propias instalaciones.

 

Campo de vuelo de bajo riesgo

La mayoría de los aficionados practican la actividad a través de un club con campo de vuelo. Del emplazamiento del campo depende la seguridad, las federaciones o gobiernos autónmos, marcan unas distancias mínimas exigibles que pueden variar en función del tipo de aeromodelos que se vayan a volar. La pega de un campo de vuelo alejado de todo lo anterior, es que sólo se puede acceder mediante caminos, tanto más largos cuanto más alejado esté de las zonas de riesgo.

Pero puede ocurrir que tras un tiempo de actividad del club, un nuevo plan de urbanización o del Ministerio de Fomento, sitúe una carrtera, tendido eléctrico, vía de tren, polígono industrial, urbanización o incluso un aeropuerto/aeródromo en las proximidades del campo de vuelo, surgiendo un riesgo potencial.

Ante esta nueva situación la Junta Directiva debería evaluar la posibilidad de cambiar la ubicación del campo de vuelo, ya que mientras tanto, los socios seguirán yendo a ese campo, porque para eso lo están pagando, difícilmente irán a volar por libre a un campo más seguro.

El cambio de localización del campo de vuelo tendrá el inconveniente de la pérdida de la inversión que se realizó en sus instalaciones, por eso hay clubes que conscientes de ese problema, invierten un mínimo en instalaciones fijas, adquiriendo un contenedor metálico para guardar los útiles del club, que llegado el caso puede ser trasladado.

 

Volar por libre

Exiten aficionados que vuelan por libre, sin club, en lugares suficientemente despejados para poder volar ciertos modelos. Ciertos modelos, porque a nadie que tenga un avión de gran escala o un jet se le ocurriría volarlo en otro lugar que no sea un campo de vuelo debidamente acondicionado. También están en este grupo los aficionados al vuelo en ladera, puesto que casi ninguna ladera es campo de vuelo ( propiedad o contrato de alquiler). En este caso es el aficionado, a nivel individual, el que toma la decisión de si el lugar es adecuado o no para el vuelo. Por un lado la decisión se toma de una forma más rápida, pero por otro uno puede estar codicionado por la comodidad de quererlo en un logar próximo al domicilio, lo cual puede hacer que se prefiera volar en una zona de mayor riesgo, pero más cercana, antes que en otra más segura, pero más lejana.

A la hora de buscar una zona de vuelo, hay que tener en cuenta que "el campo que se vé desde la carretera, está cerca de la carretera". De modo que para buscar un campo alejado de carreteras, urbanizaciones, vías férreas y líneas de alta tensión, habrá que recorrer caminos de tierra. Google Earth, Google Maps y Sigpac son herramientas que facilitan esta labor.

 

¿Cómo saber si un lugar es adecuado o no para practicar el aeromodelismo?

Frente a terceros

Es muy sencillo: Si ante una incidencia (fallo mecánico, electrónico, radio, error del piloto, etc.) hay altas posibilidades de provocar daños materiales y/o personales a terceros, el lugar no es adecuado y por lo tanto no se debe volar en él. Por ejemplo: zonas pobladas, acumulaciones de personas, carreteras, etc. La no observancia de esta regla, podría llevar al aeromodelista a tener muchos problemas e incluso responsabilidades penales. En caso de un fallecimiento por accidente de aeromodelismo, sería la pena por homicidio imprudente, que va de 1 a 4 años de prisión, en función de los atenuantes o agravantes.

No olvidemos que el material utilizado en aeromodelismo (emisoras, servos, reguladores, motores, etc) no está certificado. El fabricante nunca se hará cargo de las consecuencias que el fallo pudiera provocar (daños en el propio aeromodelo o a terceros). Sólo se hará cargo de la sustitución del elemento y si está en período de garantía.

Por tanto lo propio es utilizar las zonas despejadas de todo lo anterior, aunque siempre puede existir la posibilidad de pérdida de control y que el aparato acabe impactando y produciendo daños, pero en este caso esa posibilidad ya es remota.

 

Frente al propio aeromodelo

Todos sabemos que en una batalla entre un aeromodelo y piedras, árboles, ríos, el mar, etc, siempre ganan estos últimos. No obstante como en este caso el aeromodelista expone sólo su material, en este caso puede haber más disparidad de criterios y todo ello en función del nivel de pilotaje.

 

Deporte como afición

¿Para qué se vuela un aeromodelo? Para sentir el placer de controlar un aparato volador.

A muchos nos gustaría que fuera uno real e ir en cabina, pero muchas veces por cuestiones económicas o por otras diversas, no es posible; de modo que practicamos esta afición. Otros lo prefieren jusamente por diversión.

Ahora bien, ¿lo hacemos con el fin de practicar una afición o de que nos vean cómo practicamos la afición? La primera opción es la que menos problemas dá, pero la segunda podría llevar a sitauciones de riesgo potencial y es que si uno pretende ser visto, necesita público y como uno no puede organizar fácilmente una demostración aérea para atraer público, preferirá ir a volar a lugares en donde se encuentre ese público que busca, elevando la posibilidad de impactar contra alguien.

Si antes hablábamos del público "en directo", también lo hay "en diferido", osea grabarlo en vídeo para después subirlo a Youtube o Vimeo con el objeto de conseguir visitas y puntuaciones. Lógicamente se intentará que el vídeo muestre una hazaña o un desafío, ambos sinónimos de riesgo.

 

¿Son seguros nuestros aeromodelos?

En la aviación real se montan componentes de calidad aeronáutica, se realizan revisiones periódicas, por personal cualificado, en las que se cambian elementos cuando cumplen su número de horas de uso, aunque tengan perfecto estado. También existe una duplicidad en los sistemas, de modo que si falla el principal, entra en servicio el alternativo. En el caso del aeromodelismo, el el propio aficionado, que con su experiencia y a su criterio, realiza el mantenimiento, incluso la construcción. Por otro lado, incluso los fabricantes de primer línea de los equipos de radicontrol, no se hacen responsables más que de sustituir su propio equipo en caso de malfuncionamiento (si es que está en período de garantía), aunque haya sido la causa de un accidente.

Tampoco se libran los equipos de 2,4GHz, puesto que si se vuela cerca de carreteras o vías férreras, se podría sufrir una pérdida de control debido a los inhibidores de frecuencias que montan algunos vehículos y trenes, como medidas contraterrorismo.

Ello nos puede dar una idea de hasta qué punto podemos tener una fé ciega en que nada puede fallar.

 

RESUMIENDO:

Equipo completo de aeromodelismo: 300€
Seguro de Responsabilidad Civil: desde 38€
Evitar riesgos innecesarios: No tiene precio

Última actualización el Jueves, 16 de Febrero de 2017 11:22  

Comentarios  

 
0 #3 Manuelddnn 28-11-2014 23:25
Por curiosidad, cuantos accidentes se han producido practicando aeromodelismo con daños a terceros en España?

Tengo verdadera curiosidad de que un profesional de los seguros me informe.

Saludos.
 
 
+2 #2 edu_ns 09-02-2011 13:36
Se puede arriesgar, mientras no se ponga en peligro a nadie
 
 
-2 #1 Tricky 09-02-2011 00:36
Pero es que sin riesgo, no hay emoción...
 

Conectados

Tenemos 79 invitados conectado(s)

Acceso

Regístrate! Tendrás acceso a la sección de zonas de vuelo y serás avisado de las actualizaciones que se vayan produciendo en este sitio.

Solicita el registro a través de Contactar, indicando nombre email y nick