Alasvolantes.es

Diseño, contrucción y vuelo de alas volantes y otros modelos

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente
Banner
Inicio Técnica Diseño Características de las alas volantes

Características de las alas volantes

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 10
MaloBueno 

Cuando uno decide construirse por primera vez un modelo de esta configuración, comienzan las típicas dudas, ¿es dificultoso el montaje?, ¿ha de hacerse todo con gran exactitud?, ¿es muy diferente el vuelo comparado con un modelo tradicional?, ¿es crítico el vuelo? Como mas adelante se verá todo esto no se trata mas que de mitos productos del desconocimiento.

Construcción

Una de las grandes ventajas es que se reduce considerablemente el tiempo de construcción al no tener que construir un fuselaje y empenajes, si que es verdad que algunos modelos tienen un pequeño fuselaje, pero simpre de menor tamaño y complejidad. En ocasiones es cierto que el ala puede presentar alguna complejidad añadida como es la torsión, pero incluso esto sería discutible ya que si el ala es de estructura, la torsión se consigue a base de unos "pies" que llevan las costillas, los mismos que llevaría un ala de perfil simétrico. Para el caso de las alas en foam, se soluciona simplemente con el posicionamiento de las plantillas.


Fidelidad al plano

Evidentemente cuanto mas preciso se sea a la hora de cortar las distintas partes y montarlas mejores condiciones tendrá de vuelo. Esto no quiere decir que el mas ligero error en el montaje hará que el avión no vuele o sea muy crítico, hay una cierta tolerancia, la misma que pueda haber en un modelo convencional.


Roturas

La resistencia a las roturas depende lógicamente del material y refuerzos al igual que en los modelos convencionales. La palma se la llevan los modelos de EPP que permiten hacer combate cuerpo a cuerpo, como es el caso de la popular Zagi aunque en este caso uno se tiene que olvidar de grandes rendimientos, motivados sobre todo por el grosor del borde de salida que tiene el Coroplast, puesto que para conseguir las bondades de los buenos perfiles, se hace imprescindible un borde de salida afilado, lo que limita los sistemas de construcción a la estructura clásica y foam enchapado.


Vuelo

Aquí es donde hay que tener algunas cosas bien claras que diferencian estos modelos de los convencionales, de modo que al conocer ciertas situaciones se sabrá como prevenirlas o bién, una vez en ellas como salir airoso.

  • Centro de gravedad. Como en todos los aviones es de suma importancia, pero en el caso de estos modelos a diferencia de los convencionales estará en una posición muy adelantada, en torno al 20% de la cuerda media aerodinámica (MAC), en los primeros vuelos de prueba es recomendable situarlo mas adelantado todavía para buscar un compartamiento mas estable y posteriormente irlo retrasando en busca de un comportamiento mas vivo en el mando de profundidad. Una buena costumbre es tener marcados los porcentajes del MAC para ir viendo los progresos. En el caso de que sea comercial, es de suponer que el recomendado ya es el bueno.


  • Diedro. Lo mas común en estos modelos es que vaya en torno a 0º, bien con valores positivos (cuando hace el diedro el intradós) o bién con valor negativo (el diedro lo hace el extradós descansando sobre un intradós apoyado, como es el caso de las Zagi). Esto va dar al modelo una actitud al alabeo completamente néutra. De modo que si el avión va inclinado ligeramente y no se toca el stick (partiendo de que está correctamente trimado), contibuará inclinado hasta que no se corrija, no se autocentrará ni habrá efecto péndulo ni nada. Esto quiere decir que para hacer un viraje habrá tres pasos: Primero se inclina el modelo con alerones al ángulo deseado y se deja el stick al neutro (el modelo continuará asi hasta que se corrija de nuevo), segundo se vira solo con profundidad, lo sificiente para que no caiga ni suba, y trecero se corrije con el stick para nivelar las alas. Cuando uno pasa de un entrenador tan estable que hay que estar siempre mandando con alerones y no se tiene encuenta esto, el ala intentará ir haciendo un tonel hasta que al sobrepasar los 90º caiga contra el suelo.


  • Entrada en pérdida Es complétamente diferente a la de un modelo convencional, es mas, uno puede estar en pérdida sin saberlo, la razón es que no mete el típico hachazo o caballito, sino que se produce una pérdida de altitud con el modelo con el morro ligeramente levantado y siendo muy perezoso al mando de alerones. La explicación es sencilla, el elevador es el propio borde de salida del perfil, la entráda en pérdida es un desprendimiento de la capa de aire sobre el perfil y ésta conienza por el propio borde de salida, por lo que el modelo se queda aparentemente sin mando y como el centro de gravedad está muy adelantado, tiende a picar, pero solo hasta que se recupera algo la capa de aire sobre el borde de salida, que está muy levantado madndando a subir (por eso se ha colgado), quedando en un cierto equilibrio. La solución es ir llevando la palanca al neutro para que la capa de aire vuelva a fluir correctamente sobre todo el perfil. Conviene probar esto a una altura suficiente.


  • Vuelo invertido Para entenderlo bién hay que prestar a la forma del perfil. Para mentener el vuelo recto normal, con un centro de gravedad al 20%, osea muy adelantado, será necesario un borde de salida hacia arriba, para que la corriente de aire esté tendiendo a levantar un morro pesado, por decirlo de alguna manera. Al colocar el modelo en invertido, ese borde de salida ahora está hacia abajo, por lo que es necesario que vuelva a estar hacia arriba para ir sujetando el morro, para ello hay que aplicar profundidad y bastante, a la hora de hacer un viraje cerrado en invertido podría ser posible necesitar todo el recorrido del stick. No hay que extrañarse. Y tanto más, cuanto mas adelantado esté el centro de grravedad. Por esta razón hace falta práctica para conseguir que un tonel no salga volado ya que hay que aplicar la profundidad justa en el momento justo del invertido.


  • Velocidad Al actuar los alerones o mejor llamado en este caso elevones como compensación dinámica para que no tienda a bajar el morro, en función de la velocidad del modelo sobrecompensará haciéndo al modelo subir o infracompensará bajando el morro y perdiendo altura. En un planeador tipo Zagi esta diferencia de velocidades casi no se notará, pero si en un modelo motorizado. En este punto cada uno tiene su truco, unos ajustan el trim para una velocidad media, sabiendo que a mas tendran que ir picando y al contrario a baja velocidad, otros ajustan el trim a alta velocidad y ponen una mezcla con un interruptor de modo a al activarlo sube lo justo para compensar a baja velocidad y otros triman a alta velocidad y sujetan con stick en baja.


  • Horten En este punto ya no deberían ser necesarias tantas recomendaciones pues ya es el sumun de las alas volantes, no hay derivas ni superficies verticales de control son las verdaderas alas volantes (los otros modelos con derivas son llamados tambien aviones sin cola, como si el estabilizador se hubiera fusionado con el ala). En estos modelos son los marginales los que actúan de estabilizadores, ya que con esa incidencia negativa de entorno a 10º generan una sustentación negativa, que al estar por detrás del centro de gravedad tienden a levantar el morro consiguiendo el vuelo estable. Al mismo tiempo que esos 10º generan la suficiente resistencia aerodinámica que al situarse también por detrás del centro de gravedad le dan al modelo el efecto veleta, similar al de la deriva, que evita que se comporte como una pastilla de jabón girándo sobre si misma. Como esto se consigue con velocidad, pues hay que mentenerla, ya que a poca velocidad, cuando se está cerca de una entrada en pérdida, ésta resistencia en los marginales baja, y es es como si se hubiéra perdido la deriva, comenzando a hacer unos movimientos de guiñada avisando. La solución es picar y coger velocidad o mejor aún, evitar parar el modelo.


Conclusión

Cuando se habla de que se recuiere experiencia para el pilotaje de estos modelos, se refiere mas a que no son aconsejables como entrenador, porque sencillamente los diseños que hay, no están concebidos como tales, sino mas bien para otros usos, como carreras, velocidad, combate, acrobacia, etc y es que los modelos tipo ala volante en la realidad, tampoco son aviones de entrenamiento. Así que cualquiera que tenga ya un cierto control en modelos con alerones puede adentrarse en este apasionante mundo que tantos adeptos tiene.

Última actualización el Jueves, 20 de Junio de 2013 16:59  

Comentarios  

 
0 #1 02-07-2010 20:28
Hola Gente, desde Argentina los felicito, es el unico lugar donde se lee algo de las Alas Volantes en castellano. Hay muchos datos interesantes sobre diseño en http://www.glide.net.au/
Estaria bueno poder leer esta en castellano..... Salu2
 

Conectados

Tenemos 19 invitados conectado(s)

Acceso

Regístrate! Tendrás acceso a la sección de zonas de vuelo y serás avisado de las actualizaciones que se vayan produciendo en este sitio.

Solicita el registro a través de Contactar, indicando nombre email y nick